El cambio del recambio


Gracias a internet y las redes sociales ahora es mucho más fácil desmontar las mentiras de los demagogos. Hace unos días C’s defendía una nueva forma de hacer política en lucha contra la corrupción y los privilegios. La realidad es bien distinta y podemos comprobar que lo que hacen es apoyar al gobierno andaluz o al murciano sin temblarle el pulso entre tantas denuncias de corrupción.
Es difícil creer que aquellos que vienen a regenerar la democracia lo hagan apoyando a gobiernos que llevan décadas estableciendo sistemas clientelares que permiten extender la corrupción hasta las esferas más íntimas.
A pesar del evidente apoyo de los grandes medios de comunicación la mentira de Rivera y sus naranjitos tiene las patas cortas. En Murcia, Andalucía o Madrid se ha producido la gran estafa a los electores de ofrecer un cambio y acabar asentando un gobierno con más de lo mismo.
Es evidente que no podemos esperar grandes novedades en la acción política de un partido que ha nacido lastrado por las incorporaciones masivas de tránsfugas de todo tipo y de gente que lleva ya mucho tiempo en esto de la política. Si nos damos un “garbeo” por los cargos públicos de color naranja encontraremos ex de todos los colores y eso acabará pasando factura cuando a los grandes ya no les interese mantener un partido bisagra o comodín al que colocar como calzo de la pata que más cojea.
Atrás quedaron las grandes declaraciones de no apoyar pactos, de condicionar los apoyos a la salida de los imputados o aquello de no cambiar sillones por votos. La realidad es que para pactar les han sido suficientes un par de cabezas de turco aquí y allá mientras echan flores a un presidente de comunidad para Murcia que en estos momentos no es imputado por una simple cuestión de arquitectura judicial que se mantiene a duras penas y que sólo es cuestión de tiempo que cambie. O a una presidenta andaluza rodeada de imputaciones hasta en el baño. O a un presidenta de Madrid en las mismas condiciones. Andalucía, Madrid o Murcia son ejemplos de comercio de sillones a cambio de apoyos.
Pero de lo que no hemos oído hablar es de reducción de privilegios, de acabar con aforamientos, de denunciar la corrupción en los juzgados. Ya no exigen primarias al PP para condicionar su apoyo y los veremos en los palcos de los estadios o las plazas de toros codeándose con los de siempre.
La nueva casta es como la vieja aunque con un recorrido más corto porque para ese viaje no era necesario cambiar de alforjas.
Que se acuerden de cómo comenzó el cambio en Grecia con promesas que van a acabar destruyendo la recuperación del país y destrozando las ilusiones de los millones de personas que confiaron que el cambio era posible. Naranjitos, atentos: cuando las barbas de tu vecino veas cortar…

La operación de desembarco de Rivera es demasiado evidente como para que nos sorprenda a aquellos que vemos venir los toros ya desde hace mucho tiempo

Anuncios

Acerca de @juanmacapa

Profesor de Latín y griego en el I.E.S. Rambla de Nogalte de Puerto Lumbreras
Esta entrada fue publicada en Diario, General, Ideario político, Política general y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Puedes escribir un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s