Sobre las comunidades autónomas y ayuntamientos.


Parece que es ahora cuando todo el mundo se ha dado cuenta de que esta crisis económica es mucho más grave en España que en el resto del mundo porque tenemos una administración ineficaz. Todos hablan del déficit inasumible de las comunidades autónomas o de las duplicidades que tanto nos cuestan y que hace inviable nuestra economía. Pero no podemos olvidar que ese tema fue denunciado por UPyD en un informe publicado hace más de dos años, cuando nadie hablaba de eso y se reían de lo que decíamos, y eso que el estudio se hacía con datos de 2008.

En aquel momento se evaluó que España podía ahorrarse 26.000 millones sólo con ajustar el derroche que supone el control del gasto corriente o una racionalización de gastos en personal. Si las comunidades autónomas hubieran gestionado bien el dinero de todos no hubiera sido necesario hacer ningún recorte en el salario de los funcionarios o en diversas ayudas sociales.

En ese derroche todos los partidos son culpables, unos porque gobiernan o han gobernado comunidades (PP, PSOE, CiU, PNV y otros porque han apoyado esos gobiernos (IU, ERC, BNG, CC…). El resultado es una enorme cantidad de organismos innecesarios, defensores del pueblo por todas partes o embajadas culturales que nos cuestan un dineral.

La solución que PPSOE y resto ha dado para ahorrar han sido los recortes en servicios sociales, en educación o en sanidad pero no están dispuestos a tocar esas administraciones en las que tienen colocados a tantos amigos o votantes cautivos de su puesto de trabajo. Ellos no nos van a solucionar el problema porque han sido ellos los que lo han creado.

El programa electoral de UPyD incluye una gran cantidad de medidas encaminadas al reajuste de la administración pública que pasan por recortar el gasto superfluo y eliminar las duplicidades hasta llegar a un ahorro de 42.000 millones de euros (punto 31 del programa). Para llegar a eso proponemos:

32 “Reforma constitucional que deslinde claramente las competencias autonómicas y locales de las estatales, evite duplicidades, cierre definitivamente el modelo autonómico y devuelva al Estado las competencias de educación y sanidad (manteniendo su gestión descentralizada) para garantizar la misma calidad en toda España”.

34 Normas comunes para limitar el número de consejerías, parlamentarios y personal de libre designación.

35 Normas estatales para limitar coches oficiales, dietas y teléfonos móviles.

36 Redimensionar, privatizar o cerrar los medios audiovisuales públicos como televisiones autonómicas.

37 Cierre de aeropuertos sin tráfico o líneas de AVE sin pasajeros.

38 Eliminación de agencias autonómicas de datos, de meteorología, de tráfico, institutos estadísticos,  etc manteniendo sólo las estatales para todos.

39 Mismos salarios en comunidades o ayuntamientos para sus funcionarios tomando como referencia las remuneraciones de puestos similares de la administración estatal.

40 Eliminación de empresas públicas, fundaciones, observatorios o sociedades mercantiles de CCAA y ayuntamientos (sobre un 80% de las 5000 existentes).

41 Limitar el crecimiento de gasto de las comunidades estableciendo mecanismos sancionadores para los que lo sobrepasen, como ocurre con las cuentas en Europa.

44 Mismo sistema de financiación para todas las comunidades con una negociación multilateral con todas y eliminando la negociación bilateral actual.

47 Garantizar recursos para que en todas las comunidades se ofrezcan los mismos servicios públicos a todos los ciudadanos.

48 Sistema de financiación igual para todos y basada en el número de habitantes de cada comunidad.

49 Financiación clara y transparente que evite la proliferación de “fondos especiales” en los que se acaban metiendo todos los gastos sin saber muy bien en qué se usan.

51 Limitación de las transferencias en competencias normativas fiscales para las CCAA

52 Fortalecimiento de la AEAT para controlar el gasto y evitando la fragmentación por comunidades.

53 Supresión del Concierto Económico vasco y navarro, con la consecuente eliminación del Cupo vasco y de la Aportación navarra, para implantar un régimen común de financiación para todas las Comunidades Autónomas.

54 Aumentar los fondos de compensación interterritorial que eviten los desequilibrios entre territorios.

55 Eliminar de los estatutos las clausulas que obligan a una inversión determinada en infraestructuras para que sean las necesidades reales las que digan qué, dónde y cuándo hay que invertir en esas mejoras.

56 Nuevo modelo de financiación local que defina claramente las competencias de esta administración aumentando las dotaciones para cubrir los servicios que desempeñas y que se basen en criterios de población real. Medidas urgentes que permitan combatir su actual morosidad.

Se trata, en definitiva de hacer un gobierno más eficiente y más transparente en el que quede claro qué tiene que hacer cada nivel de administración y en el que se eviten organismos e instituciones que consumen una parte muy importante de recursos que son imprescindibles para garantizar unos servicios de calidad iguales para todos los españoles.

 

Acerca de @juanmacapa

Profesor de Latín y griego en el I.E.S. Rambla de Nogalte de Puerto Lumbreras
Esta entrada fue publicada en Diario, Economía, General, Ideario político, Política general, upyd y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Puedes escribir un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s