Ya no aguanto más que me traten de tonto


Como ciudadano español, como murciano y como funcionario me siento triplemente tratado como imbécil. Primero porque el gobierno nacional se dedica a recortar mis derechos después de haber dilapidado durante años el dinero de todos en medidas que sólo buscaban comprar votos. Cuando llegan a mi región tengo la “fortuna” de recibir el mismo trato aquí. Para colmo reducen mi salario, aumentan mi jornada laboral, retrasan mi jubilación y empeoran mis condiciones de trabajo invirtiendo menos dinero en los centros educativos.

El señor Zapatero nos engañó diciendo que no había crisis, que estábamos en la Champions league de la economía. Luego nos dijo que las medidas contra la crisis no serían sociales y nos subió el IVA mientras rebajaba impuestos a los ricos y daba dinero a los bancos. Nos ha subido la gasolina pero nos baja los salarios. Eliminó las ayudas a los parados mientras crecía su número hasta el escándalo. Favorece el despido libre y retrasa la edad de jubilación cargándose los principales consensos establecidos durante décadas y respetados por todos. Regala los mares a los canarios o subvenciona el museo del chacolí para que Coalición Canaria o PNV les mantengan en el poder, como antes había hecho con CiU hasta que llegaron las elecciones catalanas y pasando por encima, incluso, del tribunal constitucional. Perpetúa el concierto vasco y pronto veremos el mismo trato para Cataluña.

Mientras todas estos recortes afectan directamente a mi economía doméstica el gobierno puede gastarse grandes cantidades en pinganillos y traductores en el senado. Mientras se reduce nuestro acceso a las pensiones, gobierno y oposición se niegan a renunciar a los privilegios entre diputados, ex-presidentes o ministros. Los puestos “a dedo” por unos y otros siguen colocados y cobrando sueldos millonarios a costa de todos esos recortes que me han hecho perder más de un 10% de mi poder adquisitivo. Pajín o Cospedal cobran sueldos escandalosos y no se les cae la cara de vergüenza cuando se hace público.

Luego llegaron los recortes en mi comunidad autónoma y así tenemos que sufrir una rebaja enorme en las inversiones en infraestructuras, en sanidad o en educación. Mientras otros han recibido AVE, aeropuertos o infraestructuras inviables económicamente aquí seguimos anclados en el siglo XX y vamos para atrás. No hay dinero ni para pagar la sanidad y se ha tenido que renunciar hasta a recibir las competencias en justicia. Para lo que sí que hay dinero es para grandes fastos culturales como Manifiesta8 y otros delirios de grandeza de nuestro consejero de turno, para proyectos megalómanos con auditorios como en Águilas o en Puerto Lumbreras y otros proyectados como el de Lorca o su universidad. Sí que hay dinero para mantener una autopista como la del Mediterráneo o para ampliar el aeropuerto de San Javier construyendo una pista que no puede usarse meses antes de construir uno nuevo muy cerca que todos saben que no es rentable y que nos costará un pastón.

Para colmo soy funcionario y me recortan el salario desde la administración central y desde la autonómica, el PSOE en Madrid y el PP en Murcia. Tengo que soportar una campaña orquestada por ambas administraciones en las que para lavarse la cara y justificar su falta de eficacia en la gestión se desprestigia a los funcionarios hasta hacernos parecer vagos, indolentes y que nos han regalado el puesto en una tómbola. En lugar de reconocer su incompetencia como gestores en todos los niveles siguen cobrando lo mismo y la pagan reduciendo los derechos a los que había llegado después de más de veinte años trabajando para unos y otros.

Para colmo tengo que escuchar que se me insulte y se diga que soy responsable de la agresión de un consejero por haber manifestado estar en contra de su gestión. Recibo una carta del consejero de educación en la que me trata como tonto intentando convencerme de lo inevitable de sus recortes y de que la culpa la tienen los otros.

Tengo que aguantar al Sr. Rajoy diciendo que va a recortar los privilegios de los políticos aunque ha votado en contra de las propuestas de Rosa Díez en las que se proponía el final de esos retiros dorados. Tenemos que escucharle decir que va a defender el acceso a los mismos servicios para todos los ciudadanos independientemente del lugar en el que vivan cuando no ha sido capaz ni siquiera de defender el derecho a estudiar en la lengua en la que uno quiere en aquellas comunidades en las que gobierna desde hace décadas. Para colmo afirma estar sensibilizado para hacer frente a la mala gestión de las administraciones y que propondrá la austeridad institucional cuando gobiernan en CCAA y en ayuntamientos legislatura tras legislatura entre coches oficiales, sueldos millonarios y lujos de todo tipo.

Por el otro lado escucho al iluminado prometer que todo irá mejor cuando lo único que debería anunciar es que se marcha ya para no volver más.

Nuestra respuesta debe estar en las urnas rechazando las mentiras de unos y otros. No podemos dejar que nos traten como idiotas a los que se engaña una vez cada cuatro años con darnos un bonito abanico de papel con la foto del líder de turno. Es la hora de las propuestas y de las ideas, de los que están dispuestos a tomar el toro por los cuernos. Es la hora de UPyD.

 

Acerca de @juanmacapa

Profesor de Latín y griego en el I.E.S. Rambla de Nogalte de Puerto Lumbreras
Esta entrada fue publicada en General, Política general, upyd y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Puedes escribir un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s